Varios problemas simultáneos provocan la contaminación en el mar

Ecología

Varios problemas simultáneos provocan la contaminación en el mar

La habitabilidad de la Tierra no solo se ve amenazada por el cambio climático. Existen otros problemas que podrían afectar gravemente a la biodiversidad terrestre, como la contaminación en el mar.

Como su nombre indica, la contaminación marina es aquella que afecta a los mares y océanos, tanto en alta mar como en sus profundidades, y también cerca de la costa. En esencia, estamos hablando de polución iniciada por las actividades humanas, de modo que puede y debería corregirse, dado que provoca pérdidas biológicas y económicas. Los mares pueden ser explotados pero la sostenibilidad debería ser un ingrediente básico en ello.

Son varios los tipos de contaminación en el mar que perjudican a los mares y océanos. Últimamente se habla mucho de la presencia de desechos plásticos en sus aguas, lo que tiene diversas consecuencias. Los plásticos, y sobre todo los microplásticos, tienen un origen ineludiblemente humano. Proceden de la actividad económica e industrial, y dado que no se degradan rápidamente, alcanzan los mares a través de los ríos y las aguas residuales, donde quedan flotando o mezclados con el líquido elemento. Los plásticos pertenecen a una categoría superior, los desechos marinos, pero constituyen por sí solos al menos el 80 por ciento de estos últimos, de aquí su importancia. El problema no es nuevo, ya que se fabrican plásticos desde hace décadas. Los plásticos grandes pueden ahogar a animales o atraparlos, y los microplásticos, de al menos 5 mm de diámetro, pueden ser ingeridos, pasando a la cadena alimentaria. Dado que algunos poseen componentes tóxicos, los animales que los consumen pueden morir.

 

Otro tipo de contaminación marina es la eutrofización. Para aumentar la productividad agrícola se usan grandes cantidades de fertilizantes basados en nitrógeno y fósforo, que gracias a la escorrentía pueden alcanzar los mares a través de los ríos. Estos y otros elementos químicos rompen el equilibrio marino y provocan situaciones de falta de calidad en el agua, falta de oxígeno, etc., provocando la muerte de peces, un exceso de algas, y otros inconvenientes. Ya existen zonas en los océanos que pueden considerarse “muertas” debido a que no son adecuadas para el sostenimiento de la vida marina. La proliferación de algas ocasiona asimismo problemas, y en las costas es frecuente que causen deficultades a los bañistas que visitan las playas.

 

Uno de los problemas de contaminación en el mar más graves desde el punto de vista ecológico se encuenta en su acidificación. El CO2 que los procesos industriales lanzan a la atmósfera acaba en gran parte siendo absorbido por los océanos. Esto es una buena noticia, dado que en la atmósfera empeoraría el cambio climático, pero en los océanos el CO2 aumenta la acidez de las aguas, y ello podría afectar a muchos organismos que disponen de conchas y otras estructuras hechas de carbonato de calcio. Una mayor acidez podría deshacer más rápidamente estas estructuras.

 

[Img #58478]

 

(Foto: Wikipedia Commons)

 

Contaminación en el mar por toxinas y acústica

 

La presencia de toxinas es otro aspecto de la contaminación en el mar. Muchas capturas de pescado para consumo humano están poniendo de manifiesto la presencia de mercurio y otros elementos tóxicos en los tejidos de estos animales. Y el mercurio es solo uno de ellos, ya que también se han detectado pesticidas, arsénico, plomo, dioxinas e incluso productos radiactivos. Son sustancias que quizá no matarán al organismo huésped, pero que se acumulan a lo largo de su vida, y que pasarán a la cadena alimentaria y finalmente al ser humano en muchos casos. Por eso algunos de ellos podrían acabar siendo inapropiados para consumo humano en el futuro, o al menos para poblaciones en riesgo, como niños, embarazadas, etc.

 

La maquinaria humana afecta igualmente a los océanos y es considerada un elemento de contaminación en el mar en forma de ruido acústico. Los motores de embarcaciones producen una contaminación acústica que puede afectar a numerosas especies marinas. Ocurre lo mismo en las explotaciones de petróleo y otros minerales, en el uso de sonares de baja frecuencia, etc. Existen especies, como los cetaceos, que dependen de su sensibilidad acústica para desenvolverse, y la contaminación acústica dificulta su vida. Lo mismo les ocurre a las especies que viven a grandes profundidades, donde no pueden depender de la luz.

 

En resumen, la actividad humana es responsable de alterar sustancialmente el equilibrio marino, y aunque ya existen iniciativas para disminuir sus efectos, aún estamos lejos de devolver a los océanos a su estado natural original, por lo que los países deben aumentar sus esfuerzos de protección a corto plazo, ante el peligro de que la situación actual y futura afecte de forma irreversible la productividad sostenible de los mares.

https://noticiasdelaciencia.com/art/36021/varios-problemas-simultaneos-provocan-la-contaminacion-en-el-mar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s