Todo lo que debe saber para convertirse en ‘business angel’

EXPANSION

  • Suscríbete

Conocer el sector es el primer paso para invertir en ‘start up’. Los buenos proyectos no son tantos y hay que tener conocimientos específicos para apostar por una iniciativa y paciencia para hacerla rentable.

Llámese moda o alternativa inversora… sea como sea los business angel se han convertido en los protagonistas de excepción del panorama emprendedor. La Asociación de Redes de Business Angel de España (Aeban) aglutina 40 redes en 13 comunidades autónomas, esto supone alrededor de 2.000 inversores que el último año movilizaron recursos por valor de 40 millones de euros. Hay quien dice que son demasiados y otros que se necesitan más y mejores. Victoria Majadas, presidenta de la asociación Big Ban angels, asegura que la mayoría de los business angel “llevan cinco años invirtiendo y pecan de no tener en cuenta el criterio de la diversificación. Apostar sólo por una start up es un error. Hace falta una mínima base financiera, saber leer un balance y una cuenta de ganancias…”. Por eso no es de extrañar que cada año una escuela de negocios decida formar a quienes quieren invertir en nuevos negocios.

Deusto Business School acaba de clausurar un seminario de cuatro días para todos aquellos que se quieran iniciar en el ámbito de la inversión en start up -la próxima edición está prevista para el mes de febrero-. Socios Inversores ha colaborado con la escuela en esta iniciativa. Javier Villaseca, CEO y fundador de esta plataforma de equity crowdfunding, apunta que, “las reglas de inversión han cambiado. Surgen nuevos productos que utilizan otro tipo de métricas complejas para el inversor tradicional. Son opciones que, en caso de éxito, se traducen en rentabilidades muy elevadas”.

Largo plazo

Se requiere un autodiagnóstico que confirme que la idea es escalable y el equipo es bueno

Socios Inversores trabaja con una red de 8.000 inversores privados a través de su plataforma. Villaseca asegura que, “más que el desconocimiento legal o de la tecnología que caracteriza a las nuevas iniciativas, el principal problema es la liquidez. La mayoría de los inversores han invertido en bolsa con ganancias y pérdidas. En este caso deben tener en cuenta que se trata de inversiones a largo plazo en una sociedad en la que son minoristas y cuyo éxito depende de la buena gestión y de un equipo que lo saque adelante”. Alberto Corcóstegui, profesor de Deusto Business School y director del programa de business angel, explica que estos profesionales no sólo invierten dinero, deben a ayudar desde fuera: “Además de teoría, tienen que aprender a generar un vínculo con los emprendedores”. Corcóstegui recuerda que mientras que el emprendedor tiene una visión de sosteniblidad del negocio, el busines angel tiene un perfil de éxito, “es una inversión que quiere rentabilizar en cinco años”.

Juan Roure, profesor de iniciativa emprendedora de IESE, afirma que “la clave para invertir en start up reside en tener un autodiagnóstico, confirmar que el equipo es bueno, el modelo de negocio escalable, un potencial de crecimiento, y que la compañía tiene una salida al cabo de cinco o siete años. Y por supuesto hacer una due diligence, es decir, contrastar la hipótesis del negocio y la potencialidad sobre lo que se invierte”. Roure recomienda, en el caso de nuevos business angel, la coinversión. IESE ya ha celebrado su octavo taller para business angel. La escuela cuenta con una red de inversores privados y family offices que actúa como nexo entre más de 140 emprendedores e inversores desde 2003.

Las personas

Las nuevas métricas de las ‘start up’ pueden resultar complejas para el inversor tradicional

También tiene su propia red de inversores Esade, Esade BAN, fundada en 2010. Fernando Zallo, director de la Escuela de business angel de esta escuela, reconoce que existen ciertas carencias en las formación de quienes apuestan por los nuevos proyectos: “Lo más complicado es crear un método riguroso a la hora de invertir. Les falta enfriar el tema, es decir, ser un poco más analíticos y conscientes de que la clave de los proyectos en los que se invierte está en los recursos humanos”. A través de esta escuela, Esade desarrolla cursos intensivos de un día y medio que finalizan con un foro de inversión. Ha desarrollado uno en Madrid y esta semana inicia la quinta edición en Barcelona.

Daniel Soriano, director del Centro de Emprendimiento e Innovación de IE Business School, coincide con Zallo en que antes de invertir, los business angel deberían realizar un proceso más relajado de identificación de las oportunidades: “Muchos se dejan llevar por las buenas noticias de un exit e invierten en determinado sector. Tienen que saber elegir a las personas correctas que lideran la start up, ser un potenciador del ecosistema emprendedor”, señala Soriano.

http://www.expansion.com/emprendedores-empleo/emprendedores/2017/10/03/59d3786ce5fdea2a6a8b463e.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s