Sergio Ojeda, joven emprendedor: “Quien no innova está programado al fracaso”

Sergio Ojeda es un joven que fundó Munanqui, una casa de té donde las plantas menos convencionales son parte del menú en la ciudad de Arequipa.

Sergio Ojeda, joven emprendedor: “Quien no innova está programado al fracaso”
Sergio Ojeda, joven emprendedor: “Quien no innova está programado al fracaso”

01 de Agosto del 2016 – 06:47 » Textos: Kattia Rocca » Fotos: Josué Ramos

Las ganas de emprender no se deben limitar a colocar el capital para un negocio, sino a buscar nuevas formas de satisfacer necesidades en la población. Este es el caso deSergio Ojeda, un joven que fundó Munanqui, una casa de té donde las plantas menos convencionales son parte del menú en la ciudad de Arequipa.

¿Cuándo nació tu gusto por emprender? 

Nació en los últimos años de mi etapa en la universidad, porque antes no tenía las herramientas o no me atrevía a hacerlo, pero decidí llevar un curso en Lima con la finalidad de aprender de innovación. En ese momento recibí apoyo para aterrizar mi idea de negocio un poco más y darme cuenta que luego de este taller debía emprender.

¿Y cómo llega a ti la idea de crear la denominada “casa del té”? 

Fue en el concurso “Cree en ti”, donde me di cuenta que no había nada que trate la tierra del Perú y queríamos hacer algo con los recursos de este lugar. Tenemos tanto a lo que no le agregamos valor. Por ejemplo, a las plantas aromáticas las exportan a un precio muy bajo, y pensando un poco en ello, nos dimos cuenta que se podía añadir algo más. Nosotros deshidratamos las especies y las mezclamos con frutas y flores, una preparación que pasa por un proceso donde se mejora el sabor y olor.

¿Cuál fue el plan de trabajo para tu negocio?

De hecho no ha sido nada fácil, porque tuvimos que desarrollar el producto en equipo y no hay un especialista o sommelier en estas cuestiones ni en Arequipa, Lima o el Perú. Tuvimos que acudir a otros expertos como un chef, psicoterapeuta y doctor, pero nadie nos llegaba a ayudar hasta el punto que queríamos. Entonces empezamos a investigar nosotros mismos y creamos las proporciones. Luego nos comunicamos con la Universidad del Pacífico y ellos nos derivaron con un experto en ese tipo de productos. Otra dificultad fue el local, ya que nuestra meta era conseguir un espacio de 70m2 en una zona de alto tránsito, pero en la realidad ese local era muy caro, impagable para cualquier empresa. Tuvimos que recibir asesoría de profesores y nos recomendaron ir a un local más pequeño en una zona bonita y tranquila.

¿Cuando mencionas psicoterapeutas, significa que tu producto también trae beneficios al público? 

Cada plantita tiene su propiedad; por ejemplo, el cedro es esencial para relajarte y tratar el insomnio y las rosas son ideales para revitalizar el cuerpo y la mente.

¿Por qué “Munanqui”? 

Queríamos que el título sea en quechua y en el momento que estábamos desarrollando el plan buscamos un nombre que pudiese ser pegajoso, fácil de recordar, sencillo y bonito. Empezamos a investigar nombres en quechua y encontramos “Munanqui”, que significa quiérete, y a nosotros nos gustó.

¿A qué se debe tu labor con plantas poco convencionales? 

Desde el comienzo tenía claro que quería crear una empresa sostenible y que apunte a estar en Arequipa, Cusco y otros países. Lanzar al mercado un producto o servicio diferente y ver la manera de tener presencia frente a la competencia. Ahora, quien no innova está programado al fracaso, ya que llega otra empresa nueva y te tumba. Tienes que desarrollar buenas estrategias para ser diferente a los demás.

¿En algún momento pensaste que esto no se haría realidad?

Eso es algo que da vueltas por tu cabeza más de una vez, a veces nos nublamos y se presentan obstáculos. Hay personas que van a lo más seguro y no ven muchos resultados. Yo creí en mi idea y lo que puedo llegar a hacer, esa es la razón que me hizo salir adelante.

¿Cómo fue la experiencia con el concurso “Cree en ti”? 

Fue el segundo concurso que el plan de trabajo presentó con la asociación de la Universidad Católica San Pablo. Al ganar, eres acreedor a 5 mil soles como capital para tu negocio. La plataforma en la que te desarrollas te ayuda a hacer un plan de trabajo, poder participar en este concurso y recibir la asesoría de los profesores cada cierto tiempo. Llegamos al objetivo y estuvimos felices por ello.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s