Negocios de talla mundial aspiran los coworks de regiones

[:es]Arturo Catalán A.
El Mercurio

Generar redes, colaborar y potenciar emprendimientos de alto impacto son algunos de los principales objetivos que se ha planteado la mayoría de los centros de este tipo que funcionan fuera de Santiago. 

Desde hace unos años los coworks , centros colaborativos para emprendedores, se han comenzado a masificar en el país. Para muchos es el mejor hábitat del trabajo compartido y destinado principalmente para emprendedores iniciales o profesionales independientes que buscan un espacio para desarrollar sus proyectos de etapa temprana. Y así lo entendió también Corfo, que en la actualidad ya apoya a una treintena de espacios a lo largo de todo Chile de coworking y hub globales.

De hecho, en los últimos seis meses se ha inaugurado cerca de una decena de centros colaborativos para emprendedores, enfocados a sectores clave vinculados a la economía de cada región.

La Región de Valparaíso es la que destaca en la concentración de espacios colaborativos. Se adjudicó fondos Corfo para la implementación de dos hubs globales y dos coworks . De los primeros, uno se lo adjudicó el 3IE de la Universidad Federico Santa María, en alianza con el IF y la Cámara Regional de Comercio. El otro está en manos de la Universidad Católica de Valparaíso, que centra sus esfuerzos en biotecnología, internet de las cosas y smart city . El ecosistema se complementa con cuatro coworks más de privados, que no recibe aportes públicos.

El apoyo de Corfo

Fernando Vicencio, director regional Valparaíso en Corfo, señala que el gran aporte de los centros colaborativos en la región es que se ha comenzado a vislumbrar una dinámica que antes no existía, que es la vinculación de emprendedores de la zona, con empresas de Santiago e incluso de otros países.

“Lo anterior es producto de que los cuatro espacios han estado muy activos. Han atraído en la actualidad a emprendedores globales hacia la región. Un claro ejemplo es Masisa Lab Latam. También vemos que las empresas que tienen sus oficinas centrales en la capital están apostando ahora por las regiones. Acá destaca SocialLab y Telefónica, por nombrar algunas”.

Otro gran impacto y aporte, señala Fernando Vicencio, es que se ha logrado más asociatividad entre los distintos emprendedores. “Y eso ha ido impactando positivamente en el ecosistema, generando mayor articulación y número en buenos emprendimientos. Hoy existe un espacio físico donde ir. Antes había ideas, pero no estaba el lugar para compartirlas y desarrollarlas”.

Para complementar los argumentos, el representante de Corfo en la región manifiesta que antes se apoyaban cerca de cuatro proyectos de innovación empresarial al año. Hoy están por sobre los 20.

Vicencio resume todo indicando “que la región está en un muy buen pie para transformarse en un mediano plazo como un polo importante del ecosistema nacional del emprendimiento y la innovación gracias al éxito que están logrando los centros colaborativos”.

Referente al hub del 3IE, perteneciente a la Universidad Federico Santa María, señala su director, Werner Kristjanpoller, que Valparaíso tiene diferentes características que lo hacen un potencial polo de desarrollo de diferentes innovaciones y emprendimientos.

“Soñamos que en unos años más el hub sea un gran espacio físico donde vamos a tener makers , empresas, universidades, institutos, centros de formación técnica, y al lado van a estar los emprendedores trabajando, vamos a tener una comunidad completa pensando en qué desarrollar para tener una mejor calidad de vida en el futuro”.

Otro ejemplo es el cowork de Rancagua, que tiene como foco el turismo, la agroindustria y minería. La iniciativa nace gracias a aportes de Corfo y Codelco. Su norte está centrado en ofrecer servicios para emprendimientos que se quieran constituir legalmente, recibir asesoría contable y legal y talleres de trabajo, entre otros.

Más al sur, específicamente en Aysén, se lanzó en marzo el cowork Baquedano 400, de la Fundación Paralelo 47. Es un espacio que permite fortalecer la red de emprendedores regionales y asimismo apoya la colocación de recursos que impulsa la corporación. En el extremo sur, Magallanes, se está consolidando un cowork  de apoyo al emprendimiento dinámico en Punta Arenas, para desarrollar iniciativas y emprendimientos que impacten a la región y la Antártica chilena.

200

actividades, entre charlas, cursos, mentorías y participación en fondos Semilla, se han realizado en el último año en los hubs y coworks de la Región de Valparaíso.

US$ 4 millones

representa la inversión en infraestructura y equipamiento del LabSpace de Puerto Montt, que asesora a proyectos con profesionales de Chile y California.

$1.700 millones

es el presupuesto de Corfo para apoyar emprendimientos con potencial de crecimiento y de desarrollo de prototipos de innovación empresarial y social en la Región de Aysén.[:]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s